• Estudio Foto Escuela F

¿Qué es el diafragma?



Se trata del mecanismo encargado de controlar la cantidad de luz que llega al sensor –o a la película si trabajamos con cámaras analógicas–. Funciona de manera similar al iris del ojo: variando su diámetro. Cuanto más se abra el diafragma más luz dejará entrar. El diafragma siempre se encuentra en el objetivo y está formado por unas láminas que se solapan dejando en el centro un agujero mayor o menor en función del valor que indiquemos. Estos valores vienen marcados por los números f. Los pasos universales de diafragma son f/1,4 - f/2 - f/2,8 - f/4 - f/5,6 - f/8 - f/11 - f/16 - f/22. En cada paso entra el doble de luz –o la mitad– que en el siguiente, aunque los objetivos modernos incluyen tercios de paso. Es decir, que después de f/4, por ejemplo, podemos utilizar f/4,5 ó f/5 para que entre un tercio o dos tercios de luz más que en el valor anterior.


A mayor número f, menos se abrirá el diafragma. Por tanto, con un número f pequeño el diafragma estará más abierto, es decir más luz entrará por el objetivo. Es decir, si utilizamos un f/5,6, llegará más luz al sensor que si elegimos un f/22. Esta numeración no se corresponde con ninguna medida concreta pues depende de la distancia focal de la lente. Por ejemplo, f/4 significa que la abertura es igual a la cuarta parte de la longitud focal. Por esa misma razón, en las grafías que incorporan los objetivos para indicar sus características suele figurar la indicación «1:n» en vez de «f», señalando así la fracción correspondiente. Se utiliza este sistema de medida en vez de un diámetro fijo para garantizar que en cualquier objetivo la cantidad de luz que entra a un diafragma determinado es exactamente la misma y así podemos cambiar de objetivo sin problemas de exposición ya que los objetivos más cortos son más luminosos. Puesto que el diafragma es el orificio por el que entra la luz al sensor, todos los objetivos, incluso los de cámaras muy sencillas tienen diafragma aunque en determinadas cámaras no se pueda manipular. El valor máximo de apertura –y, por tanto, el de cierredependerá del diseño del objetivo y, de hecho, suele ser uno de los factores a tener en cuenta a la hora de adquirir ópticas.

Los objetivos con distancia focal variable –zoom– que suelen incluirse en los kit de iniciación ofrecen valores de apertura máxima variables en función de la distancia focal utilizada. Lo más frecuente es que en este objetivo de serie con distancias focales que van desde 18 a 55 mm las aperturas máximas oscilen entre f/3,5 y f/5,6. Esto significa que si usamos el 18 mm podremos abrir el diafragma hasta f/3,5 pero cuando situamos el zoom en 55 mm nada más podremos abrir hasta f/5,6.


Aunque, como decíamos, el diafragma se encuentra físicamente en el objetivo, en la mayoría de las cámaras digitales actuales se acciona desde un dial en la propia cámara y se abre o cierra mediante mandos electrónicos. No obstante, algunos fabricantes modernos ofrecen objetivos modernos con el anillo de control de diafragama en el barrilete, igual que en los objetivos clásicos. Elegiremos un valor determinado de diafragma en función de, como decíamos, la cantidad de luz que necesitemos pero, además, tendremos en cuenta otros factores. Como veremos en los próximos capítulos, el diafragma influye, no sólo en la cantidad de luz que pasa por el objetivo, sino en la profundidad de campo. Por lo tanto, optaremos por una apertura u otra según queramos más o menos área nítida.

También debemos tener en cuenta la calidad de la imagen; debido a las leyes de la óptica, no todas las aperturas ofrecen la misma nitidez y contraste. Lo más normal es que encontremos la máxima calidad de imagen en los valores centrales y ésta decaiga a medida que abrimos o cerramos hacia los extremos. El llamado «punto dulce» —apertura de diafragma que ofrece la mayor calidad— suele encontrarse en la mayoría de los objetivos tres puntos por encima de su valor máximo de apertura (esto es sólo una aproximación teórica, pudiendo variar en función de cada objetivo).

#Diafragma #cursosdefotografía #exposición #aperturadediafragma